• dra.cavazzani

Vacunas para adultos mayores

Actualizado: feb 3

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, una vacuna es “cualquier preparación destinada a generar inmunidad contra una enfermedad infecciosa estimulando la producción de anticuerpos”.


<<Vacúnate contra la influenza y prevén enfermedades. Regístrate aquí para unirte a la lista de espera donde te avisaremos en cuanto tengamos disponibles>>


Vacunación para adultos mayores

Se define como inmunidad al sistema de “defensas” que se encuentra de manera natural en nuestro cuerpo y un anticuerpo es una proteína que circula en la sangre y que tiene como función reconocer sustancias “extrañas” para el organismo y de esta manera neutralizarlas.


La historia de la vacunación


A lo largo de la historia de la humanidad, las enfermedades infecciosas han sido motivo de miles y miles de muertes, antes de la era de las vacunas, las muertes debidas a enfermedades infecciones podían ser de hasta 3 por cada 100 muertes.

Por ejemplo, la temida viruela tenía una mortalidad del 30%, y la viruela, solo durante el siglo XX fue culpable de la muerte de 300millones de personas, lo cual es más que las dos guerras mundiales juntas y la epidemia del VIH/SIDA.

En la década de los 1920´s, la difteria cobraba unas 10 mil vidas al año solo en Estados Unidos y en la mayoría de los casos, eran niños.

Entre 1940 y 1950, la poliomelitis dejo a miles de niños con secuelas paralizantes e inclusive llegando a la muerte y el sarampión, que lamentablemente ha ido a la alza los casos de contagios por evitar la vacunación, afectó a casi medio millón de niños.


La historia de la vacunación se sitúa en primer lugar en 1796 con Edward Jenner en Inglaterra donde el observaba que las “lecheras”, las mujeres que ordeñaban vacas con viruela, tenían mucho menos posibilidad de infectarse de viruela y si se infectaban, la infección no era devastadora ni mortal, entonces inoculó a James Phipps con la viruela de las vacas sin generar infección en el niño y demostró inmunidad ante la viruela.

Posteriormente, casi 100 años después, en 1885, Louis Pasteur, químico y bacteriólogo francés, desarrolló la vacuna en contra de la rabia.

En la década de los 50´s, los doctores Jonas Salk y Albert Sabin, lograron los avances más importantes en las vacunas, ellos desarrollaron la vacuna contra la poliomielitis (inactiva y activa, respectivamente), las cuales se siguen utilizando hasta nuestros días.


¿Cuáles han sido las vacunas que más han salvado vidas en la historia?

1. Viruela 2. Poliomelitis 3. Rabia 4. Sarampión 5. Tétanos 6. Difteria 7. Tos ferina 8. Fiebre amarilla 9. Hepatitis B


Los tipos de vacunas


Actualmente existen 4 tipos de vacunas: a. Vacunas de microorganismos vivos atenuados b. Vacunas de microorganismos inactivos c. Vacunas de toxoides d. Vacunas recombinantes, de subunidades, polisacáridas o combinadas.


Vacunas de microorganismos vivos atenuados

  • Utilizan una forma debilitada (o atenuada) del germen que causa una enfermedad.

  • Son tan similares a la infección natural que ayudan a prevenir, crean una respuesta inmunitaria fuerte y de larga duración.

  • Dentro de sus desventajas están que, al ser microorganismos vivos, se deben evitar en cualquier persona con inmunocompromiso.

  • Ejemplos de estas vacunas son: SRP (sarampión, rubeola y paperas), rotavirus, varicela, fiebre amarilla

Vacunas de microorganismos inactivos

  • Utilizan la versión muerta del germen que causa una enfermedad.

  • Como desventaja tienen que, al no proporcionar una respuesta inmune tan completa y fuerte como las de microorganismos vivos, usualmente requieren dosis de refuerzo.

  • Ejemplos: Hepatitis A y polio inyectable


Vacunas de subunidades, recombinantes, polisacáridas y combinadas

  • Utilizan partes específicas del germen, como su proteína, polisacárido o cápsula por lo que ofrecen respuesta inmunitaria fuerte dirigida a partes claves del germen y esto genera que se pueden utilizar en prácticamente cualquier persona que las necesite.

  • Como desventaja es que, al igual que las inactivas, requieren de refuerzos.

  • Ejemplos de este tipo de vacunas son: Enfermedad Hib, hepatitis B, HPV (virus del papiloma humano), tos ferina (parte de una vacuna DTaP combinada), enfermedad neumocócica.

Vacunas con toxoides

  • Utilizan una toxina fabricada a partir del germen que causa una enfermedad.

  • La respuesta inmunitaria va dirigida a la toxina en lugar de a todo el germen y al igual que las inactivas y recombinantes, requieren dosis de refuerzo.

  • Ejemplo de estas vacunas es el toxoide tetánico.


Esquema de vacunas para adultos mayores


En México, según la cartilla nacional de vacunación para adultos mayores de 60 años, comprende 3 vacunas principales: 1. Neumococo 23 valente 2. Tétanos 3. Influenza

Aunque no se encuentra disponible en medio público, la aplicación de la vacuna contra el herpes zoster, es también una vacuna recomendada a partir de los 50 años de edad.


VACUNA CONTRA NEUMOCOCO PPSV23


Según los lineamientos en nuestro país, y también por recomendaciones internacionales, todos los adultos mayores de 60 años deben recibir por lo menos una vez en la vida, una dosis de vacuna contra neumococo 23 valente.

Se requiere una dosis única a partir de los 60 años y en ocasiones, el médico pudiera recomendar una dosis de refuerzo 5 años después y únicamente en pacientes con factores de riesgo.

El neumococo es una bacteria que genera infecciones de oído, sinusitis, faringitis, neumonía, meningitis, bacteremia y septicemia.

Las poblaciones de mayor riesgo son los extremos de la vida niños menores de 4 años y mayores de 60 años; además personas con morbilidades como diabetes mellitus tipo 2, hipertensión arterial sistémica, enfermedad hepática o renal, infección por VIH/SIDA o portadores de implantes cocleares.

El principal efecto adverso de la aplicación de la vacuna contra el neumococo son enrojecimiento y dolor en el sitio de punción, febrícula o fiebre leve, dolor de cabeza y escalofríos.


VACUNA CONTRA LA INFLUENZA

El virus de la influenza es un virus endémico que se encuentra con mayor prevalencia en la época de otoño e inverno. Todas las personas vulnerables (niños, embarazadas, adultos mayores y personal sanitario) deben recibir vacuna contra influenza de manera ANUAL.

Este virus puede generar desde una infección leve hasta un cuadro grave que puede poner en riesgo la vida. La mortalidad de la influenza va de 300,000 a 500,000 personas al año.


Existen dos tipos principales de vacuna en nuestro país, la vacuna trivalente y tetravalente. La diferencia son las cepas que contiene cada vacuna y la tetravalente protege contra virus de influenza AH1N1, mientras que la trivalente no.

La aplicación, al igual que la vacuna contra neumococo, es inyectable.


VACUNA CONTRA EL TÉTANOS


El tétanos es una enfermedad poco común pero llega a ser grave. Es causada por la toxina bacteriana de Clostridium tetani.

Los síntomas incluyen: espasmos, rigidez, fiebre, sudoración, taquicardia y elevación de la tensión arterial. Dichos espasmos pueden generarse en los músculos respiratorios lo que precipita un paro respiratorio.

Los factores de riesgo para contraer tétanos son: No tener al día tu refuerzo, heridas punzantes, astillas, heridas quirúrgicas, infecciones dentales, quemaduras. Se debe realizar un refuerzo cada 10 años.

En caso de no conocer la historia de inmunizaciones previas contra tétanos, se debe aplicar el siguiente esquema: iniciar con primera dosis, aplicación de refuerzo al mes y posteriormente al año.


VACUNA CONTRA HERPES ZOSTER VIRUS

El virus del herpes zoster es un virus que genera una erupción dolorosa en la piel con el riesgo de presentar neuralgia postherpética (dolor de tipo neuropático en el sitio de afección por el virus). Lamentablemente, la neuralgia postherpética, puede perpetuarse por tiempo indefinido aunque ya no exista infección activa del virus.

La vacuna disminuye principalmente el riesgo de padecer neuralgia postherpética. A medida que avanza la edad, aumenta la posibilidad de contraer una infección por herpes zoster, de manera que la recomendación es vacunar a los mayores de 50 años de edad.

Actualmente no existen lineamientos que nos lleven a indicar un refuerzo. Al mantener el esquema de vacunación al corriente, evitamos que existan enfermedades potencialmente prevenibles, como lo son las enfermedades infecciosas. ¡ No olvides vacunarte!


Dra. Mónica Cavazzani Silva

Médico Getriatra

Ced. 7530290 ULSA | Esp.10300950 UNAM

17 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo