• dra.cavazzani

Envejecimiento activo

Actualizado: feb 3

Según la OMS, el envejecimiento activo es el proceso de optimización de oportunidades para la salud, la participación y la seguridad promoviendo una mejor calidad de vida al envejecer.


El envejecimiento activo busca mantener a autonomía, la independencia de las personas durante el envejecimiento manteniendo y mejorando la calidad de vida.

La autonomía se define como la capacidad de tomar decisiones por si solos y afrontar las consecuencias de ello de acuerdo a preferencias propias. La independencia es la posibilidad de hacer por uno mismo actividades de la vida diaria y finalmente, la calidad de vida son todas las condiciones en que vive una persona que hacen que su existencia sea placentera y digna de ser vivida.

Son múltiples los determinantes del envejecimiento activo, entre ellos se encuentra el ambiente físico, factores personales, os comportamientos de cada persona, el acceso a servicios sociales y de salud, determinantes económicos y también el ambiente social. Finalmente todos estos determinantes se ven influenciados por el género de la persona y la cultura propia de donde reside.

¿Pero cómo podemos lograr un envejecimiento activo?

1. Mantén actividad física.


Se considera actividad física a cualquier movimiento corporal producido por los músculos que exija un gasto de energía. Ello incluye las actividades realizadas al trabajar, jugar y viajar, las tareas domésticas y las actividades recreativas. El ejercicio, por otra parte es cualquier actividad física que mejora y mantiene la aptitud física, la salud y el bienestar de la persona.

El ejercicio tiene múltiples beneficios como fortalecimiento de músculos y huesos, disminuir el riesgo de enfermedades cardiacas y metabólicas; control del peso, reducir el riesgo de caídas, mejorar la calidad del sueño e inclusive aumentar las posibilidades de vivir más tiempo y con una mejor calidad de vida. Además Favorece la independencia funcional y mejora la calidad de vida.

  • Todos los programas de actividad física deben proporcionar relajación, resistencia, fortaleza muscular y flexibilidad.

  • La recomendación de la OMS es realizar alguna actividad física de 20 a 30 minutos al día durante 3 a 5 días a la semana.

  • El ejercicio siempre debe ser supervisado por un profesional para evitar lesiones.

2. Alimentación adecuada

La alimentación es el proceso a través de cual obtenemos nutrientes y energía que permiten cubrir nuestras necesidades nutricionales, las cuales son diferentes en cada etapa de nuestra vida. De esta manera, cada persona tiene requerimientos nutricionales en función de su edad, sexo, talla, actividad física que desarrolla y estado de salud o enfermedad.

Una alimentación saludable se define como aquella que es satisfactoria, suficiente, completa, equilibrada, armónica, segura, sostenible y asequible. La recomendación para llevar a cabo una dieta saludable es incluir en cada comida un alimento de cada grupo nutricional, los cuales son 3 principales: frutas y verduras, cereales y leguminosas y alimentos de origen animal.

Una dieta rica en fibras y baja en grasas y carbohidratos disminuye el riesgo de enfermedad cardiovascular y diabetes. Nos hace sentir llenos de energía y además nos mantiene activos.

3. Actividad social y recreativa

Una actividad social es aquella relación que se forma entre las personas que viven o conviven en un determinado lugar o situación. Por otra parte las actividades recreativas son aquellas actividades sociales que ofrecen algún tipo de entretenimiento, diversión o distracción. De esta manera, estas actividades son las que básicamente permiten que nos mantengamos entretenidos o divertidos.

Parte de estas actividades es fomentar la comunicación y encuentros con otras personas, de todas las edades; familiares, amigos, vecinos u otros, asistir a clubes de jubilados o asociaciones, participar en talleres o cursos sobre temas de interés como pintura, literatura, teatro, música, adquirir nuevos conocimientos y/o habilidades, (computación, idiomas), conocer nuevos lugares, Ejercitar la memoria mediante crucigramas, juegos de ingenio o lectura de libros, contar una película o programa de televisión que vieron a otra persona, usar agenda o establecer rutinas.

4. Control médico periódico

El bienestar físico incluye el control adecuado de nuestros padecimientos y enfermedades.


Pero ¿por qué es importante un control médico periódico? Porque algunas enfermedades no dan síntomas, su detección precoz y adecuado tratamiento disminuyen el riesgo de complicaciones.

¿En qué consiste el control médico? En la toma de presión arterial, análisis de sangre y otros estudios a consideración del médico tratante en base a las características particulares de cada persona.

Siempre es mejor prevenir que tratar una enfermedad

5. Evita abuso de sustancias tóxicas y la automedicación

Evita el abuso de alcohol y tabaco y otras sustancias nocivas para el cuerpo. El abandono del tabaquismo puede ser un proceso difícil por lo que puede realizarse a través de grupos de apoyo, parches o pastillas con estricta supervisión y orientación médica. La OMS recomienda ingerir no más de 150 ml (una copa) de vino, 360 ml de cerveza o 45 ml de whisky, lo cual es equivalente a 12g de alcohol, por día.

La automedicación es la utilización de medicamentos por iniciativa propia sin ninguna intervención del médico. La automedicación puede provocar reacciones alérgicas, intoxicaciones, gastritis, infecciones crónicas e interacciones con otros medicamentos que se estén utilizando y dichas combinaciones pueden llegar a tener efectos graves en nuestra salud.

Otras medidas


Otras recomendaciones para lograr y mantener un envejecimiento activo y saludable incluye la vacunación.


En México, la recomendación de vacunación para los adultos mayores es la vacuna contra influenza y su aplicación anual, la vacuna antineumocóccica que reduce la enfermedad invasiva por el neumococo y la vacuna contra el tétanos. Aunque no está dentro del cuadro básico de inmunizaciones de nuestro país, se recomienda también a aplicación de la vacuna contra el herepes zoster a partir de los 50 años de edad.


El control y mantenimientos de los órganos de los sentidos: visual, auditivo, bucal es de suma importancia para lograr un envejecimiento exitoso.

La salud visual previene declive funcional y caída; el auditivo evita aislamiento por hipoacusia y la higiene buca previene dificultades para la masticación que puede levar a una disminución de la ingesta de alimentos y la consecuente desnutrición.



Dra. Mónica Cavazzani Silva

Médico Getriatra

Ced. 7530290 ULSA | Esp.10300950 UNAM

18 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
SUSCRÍBETE Y ENTÉRATE ANTES QUE NADIE
Aula Magna 50.png

​ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black Twitter Icon

Consulta nuestro Aviso de Privacidad

© 2020 Gerimed.

Dra. Mónica Cavazzani Silva

Médico Geriatra

Ced. 7530290 ULSA | Esp.10300950 UNAM

Hospital HMG 

Consultorio 517 
Av división del norte 3395
Col El Rosario 
Coyoacan